INICIO | LOGIN |
LINEAS TEMÁTICAS
Derecho a una vida libre de violencias

Derecho a una vida libre de violencias

La violencia en razón de género o por orientación sexual, como expresión de una relación de poder asimétrica, es la máxima forma de vulneración de los derechos de las mujeres y poblaciones LGBT. Se traduce en un ejercicio constante y naturalizado de acciones sociales, estatales y culturales que atentan contra la integridad moral, física, psíquica y sexual de quienes la padecen.

Encarar la misma supone comprender su complejidad como fenómeno en el cual existe una interacción de variables en los ámbitos sociocultural —costumbres, creencias esencialistas, estructura familiar, división entre lo privado y lo público en que se define a las mujeres como objetos (no sujetos) de control, pasivos y subordinados—; económico —niveles de pobreza que dan cuenta de la feminización cada vez más creciente de este flagelo— y político.

Busca también desnaturalizar esta violencia mostrándola no como una relación, sino como un ejercicio de dominio, y exigir el cumplimiento de los artículos constitucionales que definen el derecho a una vida libre de violencias como el primer derecho fundamental, porque se refiere al derecho a la vida y a la integridad física, psicológica y sexual y que, como tal, exige al Estado actuar para su prevención, eliminación y sanción.

 

Se consideran violencia:

  • El sometimiento.

  • La opresión.

  • La intimidación psicológica.

  • El daño físico.

  • La violencia sexual.

  • El asesinato.

  • El acoso y abuso sexual.

  • La extorsión y amenaza.

  • El acoso político.

  • Otras formas de violencia.